• Región de la Araucanía

Temuco, capital de la Región de la Araucanía, es la puerta de entrada no sólo a una de las mas hermosas regiones, sino a todo el Territorio Lacustre chileno, que incluye también parte de la vecina Región de los Lagos.

Villarrica - Chile
Villarrica - Chile
La ciudad, al igual que varias otras de esta área, nació a partir de un fuerte y durante mucho tiempo fue conocida como la Capital de la Frontera: éste era parte del territorio defendido con tanto ahínco por los Mapuches. De hecho, Temuco se fundó cuando Chile ya llevaba más de medio siglo de independencia, tras firmarse en 1881 el tratado final de paz con los Mapuche.

La temprana llegada tanto del ferrocarril como de inmigrantes europeos le significó un desarrollo muy rápido. En la actualidad, Temuco es una ciudad universitaria, joven, de más de 200.000 habitantes, y uno de los principales centros comerciales del sur de Chile que atrae asimismo al turísmo que disfruta la region.

Una de las joyas de la Araucanía es el Parque Nacional Villarrica, este parque, está situado junto a uno de los bienes raíces más valorizados del sur de Chile: la ribera sur del lago Villarrica.

De acceso muy fácil, preserva vastos bosques nativos que se extienden desde cerca de Pucón hasta la frontera con Argentina, abrazando varias lagunas y tres grandes volcanes: el Villarrica, de 2.840 m y aún activo; el Quetrupillán, extinto y de 2.360 m, y parte del Lanín, de 3.774 m y situado justo en la frontera.

Volcán Villarrica
Volcán Villarrica
El parque es interesante en cualquier época del año. En verano invita a la exploración y a ascender a los cráteres. En invierno, la actividad se centra en su centro de esquí.

Durante el resto del año, sus paisajes y su fauna y flora justifican cualquier viaje.

El parque está dividido en tres sectores. El más conocido y visitado es Rucapillán, fácilmente accesible desde la ruta Pucón-Villarrica. En este sector están las cavernas volcánicas, muy antiguas y profundas. Un tramo de 700m ha sido habilitado con luces, escalas de madera y senderos. Si te gusta adentrarte en la naturaleza, puedes atravesar el parque Conguillio e internarte en bosques de araucarias milenarias y comunidades pehuenches. Para esto debes partir desde Lonquimay por camino a Tunel Las Raíces.

Después de una elevada cuesta llegarás al lugar donde nacen las araucarias, desde ahí, y después de un valle plano y de escasa vegetación, encuentras la laguna Galletué en la que existes camping y más zonas de excursión. Desde aquí, y siguiendo el curso de un pequeño río, se puede acceder a la laguna Icalma, desde donde se puede apreciar el nacimiento del manso y después caudaloso río Bío-Bío. Las aguas de esta zona son sumamente heladas, pero esto no impide a los visitantes disfrutar de un excelente paisaje y unas cristalinas aguas.


comparte esta página en: